miércoles, 10 de febrero de 2010

PUDDING DE LA TIA MITAS




He buscado en internet la historia de este postre, para mi sorpresa, en wikipedia no dicen gran cosa, pero me ha aclarado una duda que siempre he tenido si era pudding, budín o pudin y he encontrado la respuesta. Se denomina budín o pudín a un postre originario de la cocina inglesa que se suele servir caliente o frío. La palabra castellana budín procede de la inglesa pudding, y ésta probablemente de la francesa boudin que por su parte deriva de la latina botellus con el significado de "morcilla pequeña" haciendo referencia a las formas de envoltorio que tenían los budines durante la Edad Media. Creo que ya queda muy poco de la forma originaria del "bolletus".
He llamado a este postre "Pudding de la Tía Mitas" porque la receta es de una prima de mi madre a la que todos llamamos Tía, aunque creo que esta receta es de una amiga suya... es lo que pasa con las recetas, que las van pasando y luego ya no sabes de quien era realmente, jejeje, y yo me la he apropiado porque el pudding me encanta, aunque su aspecto no suele ser muy apetecible siempre está delicioso.
Este pudding lo he hecho con las ensaimadas pequeñas que me sobraron, que no se por qué al día siguiente, se podría decir, estaban duras como piedras, creo que he exagerado un poco, pero estaban duras.
Ingredientes:
  • 150g. de azúcar
  • 1 litro de leche
  • 5 huevos
  • 4 ensaimadas o croissants
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • caramelo (de bote) o azúcar quemado

Elaboración:

  1. Encendemos el horno, yo siempre lo hago a 190ºC, de abajo y ventilador, y después le doy de arriba (para dorar).
  2. Untamos la base del molde con el caramelo líquido, tiene que quedar bien cubierto.
  3. En un bol pomemos los 5 huevos y el azúcar. Batimos con las barillas eléctricas.
  4. Añadimos la leche y una cucharadita de aroma de vainilla a los huevos y el azúcar y seguimos batiendo.
  5. Partimos en trozos las ensaimadas y los vamos colocando en el molde, después añadimos el líquido del bol por encima de los trozos de ensaimada.
  6. Metemos el molde dentro de una fuente con agua, que cubra la mitad del molde y horneamos. Ahora aquí hay diversión de opiniones, mi madre lo tiene en el horno hasta que la parte de arriba está negra (pero no quemada), yo lo saco un poco antes.

Espero que esta receta os guste tanto como a mi familia y a mí.

7 comentarios:

*Eva* dijo...

adoro los pudings! en casa no los preparo porqué sólo me gustan a mi y entonces, menudo empacho!
de buena gana me comía un trocito de este.
bs!

Lola dijo...

Como me gusta saber la etimologia de las palabras...es super interesante y te das cuenta como estan relacionadas.
te quedaron secas? que mejor forma de aprovecharlas...este budin seguro estab delicioso hechas con ellas...
Se ve con buena pinta...un besito

Silvia dijo...

Creo que la tia Mitas sabe muy bien lo que hace y claro ejemplo de ello es esta delicia que aquí nos reproducís. Estupendo pudding, un bocado suculento.

Besos.

Paula dijo...

el otro día publiqué yo un pudding de croissants con chocolate y estaba de muerte, así que este también debía de estarlo :)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Begoña dijo...

Me encantan este tipo de dulces!!!! son mis preferidos. Te ha quedado estupendo.
Un saludo, Begoña

María dijo...

Me encanta pero hija en mi casa no da tiempo a que nada se ponga duro como para hacerlo, cualquier día lo hago aunque tenga que esconder algo para que se asiente un poco jajajaja

mindolina dijo...

te devuelvo la visita que me has echo.
Este puding seguro que esta buenisimo,me recuerda al pan de calatrava.Me gustan mucho las recetas familiares,con ellas segura uqe aciertas siempre.